Bob Esponja 04x05B El gracioso

Bob se ríe todo el día por un chiste de Calamardo, a él le molesta demasiado la risa de Bob. Al otro día vuelve a reírse del mismo chiste y al aprovechar que estaba pellizcándose sus costillas, Calamardo trata de calmarlo con una pequeña revisión y le dice que no tiene que destruir su caja de risa que es una glándula que le permite reír todo el tiempo y si la quema ya no reíra más.

Bob dice que al le pasó lo mismo, puesto que Calamardo dice que sí pero no era el punto así que le dice que deje de reír por 24 horas. Bob decide hacerlo.

Bob se topa con Patricio que casi se cae con una cáscara de banana, pero no puede reírse de él. Más tarde, en Fondo de Bikini pisa cojines ruidosos de una camioneta que chocó con un poste. Bob se aleja de la ciudad para evitar que se ría.


Al día siguiente, Bob se despierta y ve como va mejorando su risa, sin embargo, al reír, su garganta hace que pierda su humor y recurre a Patricio pero no funciona, después a Don Cangrejo lo único que lo hace reír es el dinero pero aún así al tocarlo no siente nada. Acude con Arenita que le da libros teóricos de la risa y de las bromas, pero tampoco sirve. Mientras tanto Calamardo se ríe de lo que ocurre con Bob.

En la noche Bob llora y Calamardo se da cuenta de lo que hizo y entonces decide contarle lo ocurrido anteriormente. Calamardo le dice a Bob que lo de la caja de la risa sólo era una broma para que Bob se calme de la risa, entonces se ríe de la broma pero no le pareció gracioso lo del «termómetro en aceite hirviendo» que hizo anteriormente. Calamardo aún sigue riendo pero se desmaya después.

En el hospital Calamardo descubre que se quemó su caja de risa mientras Arenita, Patricio, Cangrejo y Bob Esponja lo ven. Sin embargo, Bob, durante la operación, trasplanta su caja a Calamardo y obtiene la risa del mismo. Finalizando el episodio, Calamardo se va corriendo asustado del hospital, mientras Bob dice: Ahí va, va a compartir su risa con el mundo – mientras ríe finalizando el episodio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *